A veces lo que querías no es tan grande

A veces, sólo a veces, te das cuenta que aquello que tanto anhelabas, al tenerlo, no es tan grande como lo imaginabas.

A veces, sólo a veces, te das cuenta que aquellos que tanto temías, al tenerlo, no es tan malo como imaginabas.

A veces, sólo a veces, te das cuenta antes de tenerlo.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *