De vuelta en ventas…¿me fui algún día?

Por mucho tiempo tuve una impresión no muy agradable de los vendedores. Normalmente los veía como las personas que tratan de engañarnos de alguna manera, y son tan molestos que no nos los podemos quitar de encima. Y creo que la mayoría de ustedes comparte esa idea. Tanto los vendedores que nos llegan a ofrecer productos y servicios (llamadas de bancos, de promociones, etc.), como las áreas de ventas de las empresas con las que trabajan. En el segundo caso, puede verse a los vendedores como los que “venden nuestras almas” al mejor postor.

La experiencia propia me fue cambiando el prejucio. En mis inicios, cuando dedicaba la mayor parte al desarrollo, tenía una interacción bastante limitada con los vendedores de mi empresa. Cuando fui moviéndome de posiciones, me tocó apoyar directamente a los vendedores que laboraban para las empresas en las que yo estaba. Finalmente, me tocó ser parte del equipo de ventas. Aquí el cambio fue absoluto: conocí a vendedores corporativos, que trabajan para las empresas más grandes del mundo, en los que buscábamos ganar deals de millones de USDs y me di cuenta de algo: la mayoría de vendedores son buenas personas, es más, estupendas personas.

Hay un libro muy bueno al respecto, “To Sell is Human”, de Daniel Pink, que tiene perspectivas muy buenas. La más importante: de alguna manera u otra, todos somos vendedores, todo el tiempo. Nuestras transacciones no son necesariamente monetarias, pero sí suceden. Por ejemplo vendemos la idea de un lugar para almorzar, vendemos un proyecto en nuestras empresas o vendemos y compramos atención. Pero las monetarias también importantes.
Read more De vuelta en ventas…¿me fui algún día?

Finalmente…una manera eficiente y agradable de rasurarse!!

rasuradora

 

Todos tenemos esas pequeñas cositas que no nos gustan del cotidiano vivir. En mi caso, por ejemplo, no me gusta pasar echando gas, cortándome el pelo, lavar los platos….y rasurarme la cara. La cantidad de pelitos encarnados y de dolorosos barros que nacen a partir de ellos en mi vida es bastante alta.

El techie que hay en mí desde hace muchos años se puso a buscar soluciones a la pregunta: ¿cómo puedo hacer de rasurarme una experiencia menos tediosa y más eficiente?. Mi búsqueda me llevó por cada uno de los modelos y colores que ofrece Gillette, pasando por rasuradoras desechables, rasuradoras con una, dos, tres, cuatro y hasta cinco cuchllillas, brincando luego a rasuradoras eléctricas, probando de cabeza plana, de cabeza triangular, cabeza móvil, 3 motores, 1 motor, diferentes tipos de cuchillas…y de vuelta a la famosa Match 3.

Ni en broma la match 3 hace un trabajo digno, pero de entre todo lo que probé hacía el mejor trabajo (seguida de cerca por rasuradora eléctrica de cabeza móvil). Llegué al punto de simplemente resignarme y aceptar que el rasurarse es una de esas experiencias de la vida que simplemente no es agradable, pero hay que lidiar con ella: un mal necesario.

Un día hace ya tres o cuatro meses, estaba revisando mis feeds (por eso es siempre ver cosas de diferentes temas!) y me topé con un artículo de alguien que compartía tener el mismo conflicto con la rasurada que yo, y que lo había resuelto utilizando una **rasuradora de doble filo”, es decir de las antiguas Gillette (yilé).

Me puse a investigar un poco, porque aunque ya me había dado por vencido, quería seguir investigando. Vi que necesitaba comprar varias cosas: la rasuradora en sí, la espuma de afeitar, el cepillo de afeitarse y navajas de afeitar. Wow! Tanto trabajo para probar. Lo dejé en mi wishlist de Amazon por algunos meses. Luego, un día me desesperé de nuevo, y me dije: vamos a intentarlo. Compré una rasuradora Merkur de USD$30 (todo en USD), un cepillo Escali de $13, una caja de 100 navajas Personna a $13, y una espuma de afeitar Proraso de $9. Una inversión aproximada de $70. Un poco caro el experimento, pero a ver que salía.

Después de una semana vino el paquete…y  a probar. Me tomó un poco de tiempo acostumbrarme bien, pero nunca había estado tan satisfecho con mi rasurada. Como lo ponía un reviewer se ha vuelto incluso un momento zen del día, algo muy agradable y muy eficiente. Ya no más pelitos encarnados, ya no más barros, ya no más irritación en la cara. Lo probé un par de días y definitivamente no pienso volver atrás.

Ahora, un poco de costos. Voy a suponer que cada semana cambio de navaja (hasta ahora ha funcionado bien), es decir 5 rasuradas por navaja (hay algunos que dicen que aguantan más, pero he probado sólo con 5). Esto quiere decir que con mi inversión inicial de $66, que incluye todo lo necesario y 100 navajas de rasurar que duran 5 rasuradas cada una, tengo 500 rasuradas por seguir. Es decir: $66/500= $0.132 por rasurada. Esto quiere decir que tengo para rasurarme por lo siguientes dos años por $66, una inversión semanal de aproximadamente $0.65/semana. Pero a partir de esto sólo tendré que comprar navajas(cuchillas) y crema de afeitar, es decir que para afeitarme los siguientes 4 años necesitaré $66+$13+$9=$88. Voy a agregar otra crema por si las dudas: $88+9=$97. Semanalmente (en los siguientes 4 años) mi costo por afeitarme sería de $97/(52*4)=$0.46, es decir $97/1000=$0.097/rasurada. Wow!!!

Cómo se copara esto con una rasuradora tradicional, digamos una Match3. Un juego de 8 cartuchos Match3 cuesta $25. Cada cartucho aguanta 4-5 rasuradas. Pongamos 5 para ser generosos. Cada cartucho valdría $25/8=$3.125. Si un cartucho dura 5 rasuradas, cada rasurada sale a $0.62, sin contar crema de afeitar, que incluso dejaré sin considerar. Esto implica que con una rasuradora antigua de doble filo cada afeitada cuesta $0.097, y con una Match3 cuesta 0.62, es decir con la Match3 sale más de 6 veces más caro cada rasurada.  ¿Cuánto ahorro al año? Voy a suponer 260 rasuradas anuales (525). Con la Match3 el costo anual es de 260$0.62=$161, mientras que con la double edge razor el costo es de 260$0.097=$25. Esto significa un ahorro de $136 al año, o $544 cada cuatro años: un iPad cada cuatro años. Si llevo rasurándome durante 20 años he gastado de más 20136=$2,720 en malas rasuradas.

Sin duda el modelo Gillette de Marketing es muy, muy, muy eficiente: me ha hecho gastar al meno sdos mil dólares extras en rasuradoras que no funcionan bien, pero tienen una propaganda muy, muy, muy cool. Me tomó algunos años encontrar la manera ideal de rasurarme, y ahora que la encontré me quedaré con ella. Irónicamente era la manera en la que mi abuelito se afeitaba. A veces, sólo a veces, las formas antiguas son mejores.

El único downside que le veo a la rasuradora de doble filo es que no la permiten en el equipaje de mano para volar….y que si te cortas, te cortaras feo 🙂

 

 

Still true after almost 5 years…no rules, just one BE OPEN

I love this video, and it is still true!

  • Everyone connected
  • Is that a good thing, or a bad thing?
  • The wisdom of the crowd
  • Time and place matter anymore?
  • Who decides? We do!
  • It is a mass collaboration
  • Could we create a world without borders?
  • Who is driving it. You. Me. All of us.
  • No rules, except one: BE OPEN!

Levantarse temprano

Hoy pasó algo distinto, que aunque a veces me convenzo que no funciona, hoy -sin pensarlo mucho- lo probé y funciona bastante bien.

Habiendo unas cosas pendientes por hacer por la noche, decidí dormirme temprano y hacerlas por la mañana -aun sabiendo lo complicado que me es levantarme temprano-. Puse el despertador a las 6, y me dormí. Al dormirme considerablemente más temprano, tipo 10, me levanté solo a las 5am, y con bastante energía. De 5-8 trabajé bastante en esto que tenía pendiente, que son tres horas. Con mi experiencia, esas tres horas hubiesen sido de 10-1. Al parecer lo de la mañana funciona, y lo mejor es que me siento con mucha energía. Ahora habrá que ver cómo me funciona durante el día.

Aun me falta por discernir si es algo que funciona siempre, sólo algunas veces, pocas veces, o muchas veces.

Política Stereo Guatemala

Quiero en esta oportunidad presentarles una nueva iniciativa que tiene por objeto fomentar el debate sano de la temas políticos en Guatemala, con enfoque especial a los jóvenes. El objeto de PSGT es ser una nueva ventana que permita el debate y discusión de los temas con más importancia en el acontecer nacional. Estas discusiones están abiertas a todas las personas e ideologías, se promueve que lleguemos a puntos de convergencia, que tengamos una base sobre la cual comenzar a construir un país viable.

A diferencia de otros espacios que circulan en los medios de mayor audiencia -y por tanto pueden responder a intereses específicos, PSGT se basa en redes sociales e Internet. Busca ser una organización con pocos donadores y un costo de mantenimiento bajo para asegurarse así lo más posible la imparcialidad.

Política Stereo es un proyecto iniciado en Chile hace algunos años, y se ha convertido ya en un canal importante para que los jóvenes aborden temas políticos y crezcan en el conocimiento del sistema en el que viven, así como la invitación a que sean parte de ese sistema político. Posteriormente Política Stereo nace en El Salvador con la idea de seguir el camino iniciado por los chilenos, y luego a Guatemala y Colombia.

Es un trabajo en proceso que esperamos que comience a dar sus frutos pronto. Por ahora les dejo la página de facebook (buenísimo si pueden darle “like”). Pronto estará la página en Guatemala,  para que se tomen una idea les dejo también las páginas de Chile y El Salvador.

 

Como veo el panorama electoral

Se acercan la convocatoria a elecciones del TSE y poco a poco comienza a tomar forma el panorama electoral para las elecciones de este año. Lastimosamente esta parece que será tan sólo una elección más, sin propuestas nuevas y con unos matices bastante especiales por la intención de Sandra Torres de postularse como candidata. Dejando de lado la inconstitucionalidad -y tal vez delito- de esta pretensión, el panorama -con o sin ella- deja verse muy desolador para los ciudadanos guatemaltecos que en septiembre -y seguramente en noviembre- estaremos emitiendo mi voto.

Read more Como veo el panorama electoral

Los libros que me quedan por leer

Uno de los requerimientos para una buena vida es la lectura. Para el latino en general, tanto de América como de Europa, la lectura está reservada para aquellos que tienen poco que hacer. Desconozco las estadísticas en cuanto a libros leídos anualmente en cada región, pero estoy seguro de que hay una gran diferencia en el promedio de los países latinos y de los países sajones. Tenemos que leer más. El leer nos pone en contacto con las mejores mentes de la humanidad. Y no sólo eso, nos pone en contacto hablando en primera persona. Es una lástima que la comunicación sea de una vía, pero no deja de ser mágica.

Cuando entro a una librería me siento abrumado. Miro títulos, y títulos de libros que quisiera leer. Hace tiempo tomé la decisión de que cada vez que voy a comprar un nuevo libro hago una pequeña investigación antes, especialmente con lo fácil que es hacerlo ahora por Internet. ¿Por qué? Para saber que leer y saber que NO leer. Un mal libro es un real desperdicio, especialmente porque tenemos una cuota muy pequeña de libros por leer.

Si una librería pequeña tiene unos 50,000 títulos, ¿cómo escogemos? Imaginemos que tengo 50 años más de vida (aunque con el mundo de hoy esto no es ni garantía ni promesa), y que soy un lector ávido que lee un libro anual. Esto es 52 libros al año. Pero para redondear dejémoslo en 50 libros anuales, que sigue siendo una meta alta, y hasta cierto punto poco realista. Ahora, 50 años leyendo 50 libros, quiere decir que tengo por leer 2,500 libros en mi vida….si leo MUCHO. Entonces, si de algo estoy seguro es que debo escoger bien esos 2,500 libros pendientes. Quisiera tener un poco más de tiempo. Por qué, cuántos buenos libros existen? Cuántos buenos libros se escriben cada año? Y sin quererlo, cuántos libros malos leeré? Hay que tener mucho cuidado al elegir la siguiente lectura, porque es un desperdicio lamentable no hacerlo y dejar de leer buenas cosas a costa de malas. El costo de oportunidad es demasiado grande.