Aficionados temporales al fútbol

En estos días mundialistas, muchos que normalmente importan poco del fútbol, de pronto se vuelven aficionados. Pero más que aficionados, se vuelven analistas, comentaristas, conocedores. Aquellos que ven 3 partidos al año se vuelven cuasi directores técnicos. Lanzan propuestas, se enojan cuando los relevos no son los que ellos predicen. Cuando sus equipos pierden aparecen unas extrañas rabietas, culpando a los técnicos por no seguir sus conocedoras propuestas, a los jugadores por no haberles escuchado. En fin. Lo gracioso de esto es que la actitud, y los hechos, son muy parecidos a otro tema: la economía, y la política. Por eso siempre he creído que las cosas están de cabeza, porque “aficionados temporales” a estos temas se ponen a opinar, y a imponer sus opiniones. Con la diferencia que en el fútbol, jugadores y técnicos ignoran, incluso nunca llegan a conocer esas propuestas, mientras que en la economía y en la política, esas propuestas no sólo son escuchadas, sino que implementadas, ya que esa gente que opina tiene voz y voto. Triste, no?

Manifestación de los ricos, manifestación de los pobres.

En más de un espacio he observado ya la crítica sarcástica a las manifestaciones que han tenido lugar en la Plaza de la Constitución los últimos días. Con críticas viscerales sobre la “gente bien” que ha salido a las calles a clamar justicia, pidiendo un alto a la impunidad, intentando hacer “algo” por esta Guatemala que está harta de llorar sangre.

En los medios de comunicación se ha referido a estas manifestaciones como apoyo a los familiares y amigos del Lic. Rosenberg. Y NO ES CIERTO. Vi un par de cartulinas pintadas que rezaban “No soy familiar. No soy amigo. Soy Guatemala.” Y creo que este ha sido el espíritu de estas manifestaciones.

Han sido cuatro manifestaciones, y en las cuatro he tenido el ORGULLO de participar. ¿Por qué orgullo? Por el espíritu cívico que se ha respirado en dichas manifestaciones. Manifestaciones pacíficas, capaces de tragarse las confrontaciones de los manifestantes pro-Colom, confrontaciones evidentes: estos ojos las han visto. Aquellos que no me crean vayan el domingo. En todo momento se llama a evitar la violencia, a dejar limpio el lugar, a no utilizar insultos.

Me siento ORGULLOSO porque han sido manifestaciones civilizadas: nadie ha pintado paredes, roto vidrios de establecimientos. Aun sin policía no se ha cedido a conatos de bronca. He de decir que algunas personas trataron despectivamente a personas manifestando a favor del presidente, y sí, eso también me da asco y lo repudio de corazón.

Pero sobre todo me siento orgulloso porque nadie las “ha organizado”. Todas las manifestaciones comenzaron en redes sociales, específicamente en facebook. No se va a favor  de un partido político, no se busca ensalzar a alguien, no se discrimina credo religioso, color, creencias, nivel socioeconómico, nada. Simplemente son un grupo de guatemaltecos que que piden justicia, que piden paz. Que piden poder caminar en las calles sin miedo a ser asaltados o muertos ¿Manifestación de los ricos? Hey, yo al menos no soy rico, y muchas de las personas que he visto en las manifestaciones definitivamente no rebosan en quetzales. A muchos nos ha costado horas de trabajo que hemos de reponer en la noche. Sí, claro, muchos de los manifestantes tienen mucho dinero, pero ¿el ser dinero les quita el derecho a manifestar?

Cada uno de los que fueron, o al menos la inmensa mayoría, estaban ahí porque nos dio la gana. Nos dio la gana apoyar una manifestación espontánea que pide un cese a la impunidad en Guatemala. Claro, me solidarizo con familiares y amigos de Rosenberg, y admiro mucho su coraje, pero yo no he ido a manifestar por eso.

Yo he ido a manifestar pidiendo un alto a la violencia insoportable que vive ese país. Esa violencia que cobra más de 15 vidas diarias en promedio, esa violencia que en menos de dos años ha cobrado más de 6 mil vidas de personas con familia. Seres humanos que sienten, que sueñan, que trabajan, que son padres, madres, hijos, esposos. Gente. Voy a protestar porque ya estoy harto de ver que los impuestos que se pagan no sirven para nada, y porque me ofende que siendo así los quieran aumentar. Alego que el gobierno, que ha de encargarse de mi seguridad y de la suya, tenga el sarcasmo de decir que le sobran 250 millones de quetzales a la policía, policía en la que yo confía nadie.

El gobierno nos dice que estamos haciendo un proyecto de desestabilización. Al menos yo en ningún lado he visto eso. Queremos que Colom salga? Sí, pero no porque sea Colom. A mí no me cae bien mi presidente, ni su ideología política, pero comprendo que esto es una democracia y que si elegimos (eligieron, no voté por él, jaja) mal nos tenemos que aguantar. Pero si está incriminado en un crimen si EXIJO que sea sometido a investigación. Si sale inocente, respetaré eso. No es alegar por alegar, es manifestar nuestro enojo a la falta de justicia en Guatemala.

Los invito a todos para juntarnos el domingo en la Plaza Italia (frente a la muni) a manifestar nuestro enojo con la ineptitud del gobierno actual. Vamos a decir un “basta, estoy harto!” para que los que están en el poder entiendan que ya no nos quedaremos callados, que ya no podrán estar viéndonos la cara como hemos hecho hasta ahora. A decirles que entiendan que somos sus jefes y les exigimos. Vamos, no a una manifestación de ricos o pobres, vamos a una manifestación de chapines que amamos este hermoso, pero moribundo país.  Ánimo Guatemala….aún no es demasiado tarde.

La cobardía de una parte de la prensa.

Los periodistas dicen ser siempre imparciales en su trabajo, en su importante trabajo. Generalmente es un gremio unido, que incluso me molesta porque se ve a sí mismo como intocable. Generalmente hacen bien su trabajo, la competencia entre ellos les hace buscar nuevas noticias, abrir tapaderas que apestan, etc. Pero hoy una parte de la prensa nacional me tiene realmente decepcionado. Específicamente Sonora, Canal 3 (Telediario) y Canal 7 (Noti7). 

Es lamentable ver como tanto buen periodista sigue órdenes de arriba para no cubrir ciertas cosas, especialmente en estos momentos que han aparecido noticias de trascendencia nacional. Los periodistas de estos medios me dejaron mucho que desear, y lo que digan de ahora en adelante, tendrán ante mí un gran filtro por el cual pasar. 

Sin embargo quiero felicitar a otros. En TV a los “nuevos”: Guatevisión y TV Azteca Guatemala. En radio a Emisoras Unidas. Y la que ahora sacó la cara bien fue la prensa escrita: Prensa Libre, Siglo XXI y elPeriodico. Afortunadamente ahora dependemos menos de los medios oficiales, y la nueva cultura de redes sociales y blogs está haciendo una importante tarea.

Presupuesto 2009

Hace un año hablé del presupuesto del estado. Lastimosamente debo volver a tomar el tema.  Una ley básica para un hogar o para una empresa: NO se puede gastar más de lo que se tiene. NO HAY DINERO. Señores del ejecutivo, comprenan esto: NO SE PUEDE HACER PRESUPUESTO CON DINERO QUE NO SE TIENE. No comprendo qué tan complicado es entender este concepto. Cierto, nuestros dirigentes distan mucho de ser personas brillantes, pero este sencillo principio lo comprende bien un doctor en economía el chiclero de la esquina. Por favor señores del congreso no se c****en más en nuestro país.

Nunca esquivan la ruda pelea

La antorcha, venida desde Panajachel, Sololá, acaba de llegar al muelle de La Buga, Livingston. Hay cierta expectativa por ver ese símbolo de libertad, que hace casi 200 años nos gloriamos de tener. Se entonan  las notas del himno nacional. El suministro eléctrico se cae en el parque central, quedando sólo las voces cantando, la luna iluminando y la bandera cuidada por dos antorchas. El fervor se respira en medio del calor. Resaltan en mis oídos el canto de “…pues tus hijos, valientes y altivos, que veneran la paz cual presea, nunca esquivan la ruda pelea, si defienden su tierra y su hogar. Nunca esquivan…“. Sin duda don José Joaquín Palma se inspiró en estas letras con la mente en extranjeros amenazando esta tierra. Pero ahora no hay amenazas de invasión ni de guerra. Ahora hay muchos que “con ciega locura, sus colores pretenden manchar“. Esa llamada a “vencer o morir” ya no es contra gente de afuera. Aquellos que tienen de rodillas “la paz cual presea” están aquí mismo. Esos que manchan la bandera impidiendo a los demás caminar en paz por las calles, creando una paranoia cada vez que se sale a las calles, que aterran con asesinatos y secuestros, que matan y hieren a los buenos hijos de esta tierra, esos, están aquí.

Pregunta, hijos valientes y altivos de esta tierra, ¿estamos esquivando la ruda pelea?

Economia y Estado

Ya son varias las semanas en las que he visto en titulares de la prensa sobre los inhumanos esfuerzos que el gobierno está haciendo para estabilizar un poco el grave problema de la subida de precios. Muchas conjeturas he escuchado: que quieren poner precios tope, que le van a poner impuestos a las llamadas por celular, que van a subsidiar los combustibles, etc. Imagino a nuestro presidente haciendose un queso viendo qué hace para rebajar los precios. No sé que irán a parar haciendo, pero realmente espero que nada. 

Read more Economia y Estado