Cambia, todo cambia…

“Cambia, todo cambia” dice Mercedes Sosa en su canción. Y como todo cambia, ahora mi sitio también va a cambiar un poco. A causa de alguno de los problemas más tristes y serios de Guatemala, tuve que cambiar un poco mis paradigmas mentales y físicos del mundo tecnológico. Me tocó volver a Linux totalmente (experiencia muy agradable) y re pensar mis modelos de datos en línea. Estoy cambiando de hosting de LunarPages a DreamHost, y aprovecho para cambiar la estructura del sitio.

Una de mis dudas ha sido si meter mil cosas en un mismo blog o no, pero decidí hacer más de un blog con finalidades diferentes. Ahora http://guisho.com será únicamente un blog personal, más o menos un diario extendido con cosas que desee publicar. En estos días, cuando tenga tiempo, estaré sacando otro par de blogcitos con mis opiniones de economía, de tecnología y fotos.

Pero mientras tanto tengo un tanto de chance para cambiar los dominios, subdominios, DNS, bases de datos y demás así, que denle tiempo al tiempo.

Adios 2005

Bueno, en un rato de tranqulidad quiero despedir un poco a este año que se despide. Siempre se hace difícil escribir sobre lo que un año fue, ya que cuando quieres hacerlo mil cosas quieren aterrizar en la mente y para no extenderse mucho hay que depurar un poco las mil ideas que se agalopan y escoger las más relevantes.

En lo personal este año comenzó con un gran cambio para mí. Creo que para mí este año fue un año de transición en todos los sentidos de la palabra. Ha sido uno de los años que más he gozado en mi vida, y como hablaba con Manuel, si contamos los desvelos de este año me asusto asó que mejor no lo hago. Si hay que definir al año con una palabra, esa palabra sería Trovajazz. No sólo por la frecuencia con la que nos aparecimos por ahí sino por ser la punta del iceberg de todo lo que el año fue. Trovajazz fue como la síntesis de todo lo que sucedió en este año, y en definitiva una buena síntesis. También tuvo el año un alto grado de carga sentimental, de carga de pensamientos, de carga de lucha interna.

Ya un desde un punto de vista más general, este año será recordado por la partida de Juan Pablo II y los desastres naturales que azotaron al planeta. Se nos fue el Papa había sido el único Papa que yo había conocido, porque desde mi nacimiento el había sido el único Papa. Fue una gran tristeza en todos los aspectos de la palabra. Y a las dos semanas y medias escuché por primera vez el grito de “Habemus Papam” y conocí a Benedicto XVI.

El año empezó con luto debido al tsunami ocurrido en el sureste de Asia. También mi Patria sintió la fuerza del agua con el huracán Stan y todo el daño que provocó. Panabaj es una historia triste que nos debería enseñar a preparanos mejor para futuros desastres. También USA le tocó sentir la fuerza de tres gigantes huracanes: Katrina, Rita y Wilma. Muchos familiares míos resultaron seriamente afectados, especialmente por Katrina, pero gracias a Dios están ya limpiando todo de nuevo.

Un tema que no puede escaparse este año, porque definitivamente nos hizo sentir emociones fuertes, es la Selección de Guatemala. Creo que nos dieron muchas ilusiones y de alguna manera hicieron renacer un patriotismo que se estaba perdiendo. No se pudo lograr el sueño, pero de alguna manera la selección nos hizo sentirnos un poco más guatemaltecos y más unidos.

En lo que toca a mí país, creo que el año se caracterizó por la proliferación de la violencia en todos los aspectos. Las maras, los presos, fueron noticia durante todo el año, y ojalá eso también nos sirva para enderezar rápidamente esas anclas bajas que no nos dejan avanzar.

Regresando de nuevo a lo personal, creo que este fue el año en el que decidí parar un poco el ritmo, sacar el mapa y decidir mi camino. Fue un año de muchísima introspección interna, de mucho análisis, de muchísimas conversaciones de “alto rango”. Y sobre todo fue el año de la gestación de muchos sueños, que con cada día que transcurrió se hicieron más y más grandes. Y ahora esos sueños me toca comenzarlos a construir en este 2006 que está de frente.

Y por último, con un toque especial, este año estuvo marcado por la gente nueva que me tocó conocer. Gente que sinceramente agradezco desde el fondo de mí que se haya aparecido en el camino, personas que cada una llegó en un momento especial y único. Gente que me ayudó a ser un poco mejor, a querere cambiar. Y gente con la que de algún modó crecí junto este año. Porque si Trovajazz no hubiése sido la palabra elejida, la siguiente en la lista era crecimiento. Gracias a todos y todas, y que este nuevo año que se avecina nos traiga cosas buenas, que empecemos a luchar por los sueños que tenemos y que tengamos la paciencia de conseguirlos. Alguien escribió algo hace poco que me gustó mucho: “que tu sueño sea lo suficientemente grande para que no lo pierdas de vista mientras luchas por conseguirlo”.

 

Amor, Sabiduría, Libertad.

Luis H. Fernández 

Un poco de nada

Tantas cosas estuve pensando anoche, más bien durante todo el día. Aunque no he escrito mayor cosa en el blog, he escrito un montón en mi máquina. Muchas ideas, muchos proyectos. Vamos avanzando. Ya una semana más y se acaba la U, y un poquito más y ya tengo vacaciones. Todavía no sé que hacer para año nuevo y para vacaciones. Me llama la atención hacer un viaje a lo mochilero por Guate, o irme a Utila, Nicaragua, no sé, aunque ya me tendré que ir decidiendo. Igual tengo que empezar a buscar aleros, pero sino igual me voy solo.

Uno de los temas que más me invadieron ayer fue ese de la soledad. Las últimas semanas he estado disfrutando de esa soledad tan sana y tan deliciosa que a veces se siente. Creo que esta es la época de mi vida en la que debo de estar solo, ya vendrán las épocas en las que no, pero una fuerza interna en mí me llama a la soledad. No sé si soledad es la palabra, tal vez es más algo como “solitariedad”, porque desde otro punto de vista, esta ha sido la época en la que menos solo he estado, aunque por ratos me sentí muy solo. Es algo difícil de definir. Siempre me he considerado un poco solitario, pero eso no quiere decir para nada aislado. Bueno, esa ya son cosas que con un trago en la mesa y una persona inteligente me gusta ponerme a discutir….

Un poco pensativo

Hoy es de esos días en los que me pongo filosófico, y donde me gusta reflexionar un poco. Los últimos días en mi vida han sido de intensa actividad, emocional y mental, y viene bien parar un instante para meditar un poco en esas cosas que han estado pasando. Mi idealismo de siempre ha venido de vuelta, me he topado con un par de personitas del tipo que me recuerdan la obligación que tenemos en el mundo, la obligación de ser feliz y hacer felices a otros. Y sí, es una obligación, o al menos siempre lo he creído así. A veces me siento que habemos un pequeño grupo de personas (que por suerte no es tan pequeño como pareciera) que no sólo nos damos cuenta que las cosas tienen que cambiar, sino que estamos consientes de que nosotros tenemos que ser un agente de cambio. Como decía Facundo Cabral en uno de sus diálogos, “el mundo que aún con tanto suicida, con tanto homicida, sigue siendo un paraíso”. No hay nada como estar vivo, y es esa tal vez la felicidad más grande de todas.
Read more Un poco pensativo

Thinkig in the future….

Well, well, well. Right now there are tons of images and ideas in my mind. This last months have been very productive in the sense that many ideas have grown in my mind, many feelings, many dreams, many goals. I told a lot of people that I felt in the middle of the road waiting for somewhere to go. Looking at myself in my own dark age waiting my own Renaissance. And I think it all already started to spring. Everything inside myself is starting to open its eyes. Although I feel a little scared, it really feels good. I’m leaving behind my old anchors and my boat is starting to sail. The sea is beautiful, I couldn’t ask for a clearer day and the wind is blowing in my direction. I know that not always will be like that, but it is so good to start like this. A lot of my dreams have started to land, they are screaming to become reality. I don’t see them that far away, they are around the corner and I’m walking to reach them. No matter what.
Mmmm, I have almost decided that I want to go a few years to Germany. Last week I was reading my diary and I found an emotion that in many ways is the same as the one I’m feeling right now. In 1999 I wanted to go to Germany or Canada, but that idea went to sleep for about six years, and now is waking up. I have already started looking for some info or ideas. I want to study my master overseas, but I haven’t decided yet in what specific branch of knowledge I want to master. I realize that I will need a few months over there to learn the language to an acceptable level, and I’m excited about it.

Luis Hernan Fernandez