El diablo de la privatiación

Bajo miles de pretextos ideológicos , de extrañas conjeturas, de manifestaciones en las calles, de gritos de auxilio, muchas personas se declaran abiertamente contra la privatización. 

El gobierno maneja los recursos mejor que el salvaje mercado. El gobierno es más justo repartiendo los bienes,  y por ello debe ser el encargado de proveer servicios básicos (como la telefonía).

Hoy salió en el periódico un artículo que dice que en Guatemala hay más de 10 millones de teléfonos móviles. Esto es 75 de cada 100 guatemaltecos tienen un celular. Recuerdo hace algunos años el martirio que era conseguir una línea telefónica, los trámites eternos y la burocracia que se manejaba. Ahora podemos ir a cualquier tienda de  conveniencia y comprar un teléfono con línea nuevo…¿no es esto sorprendente?

 

Las evidencias en contra de monopolios estatales es abrumadora, y la tenemos enfrente. Incluso, para quedar bien con aquellos que aman al estado, que se queden las industrias estatales, pero que se permita la competencia. 

 

Si el mercado hizo que de 500 mill pasáramos a 10 millones  y pico de teléfonos, ¿porque no probamos lo mismo con el IGGS? Mantengamos al IGGS pero permitamos que los trabajadores elijan si quieren tener su seguro en esa dependencia estatal o en una pública. 

 

Sólo con la propuesta muchas voces pegan el grito en el cielo y profetizan un cataclismo….pero ojalá probáramos y en unos años saliera un artículo en el periódico hablando de los grandes avances de la seguridad social privada. 

 

 

7 thoughts on “El diablo de la privatiación

  1. Mmmm, quisiera tener tiempo para buscar todas las columnas y las noticias en las que los socialistas decian que los telefonos se iban a encarecer y que los pobres iban a ser los mas perjudicados y todas esas patrañas. Saludos

    Reply

  2. @guisho: supongo que en el penúltimo párrafo quisiste dicir una “estatal o en una privada”, no ?

    Dificil pensar que durante estos cuatro años que vienen se animen a privatizar o por lo menos a externalizar los servicios.

    Reply

  3. Hola Guisho, pues nueva en tu blog… y me parece muy interesante, vamos seguirlo seguro! 😉

    pero un par de cositas sobre ste post…
    yo entiendo de los beneficios de las telefónicas.. pero mi cabeza sigue pensando: hey quien dice que no se pude hacer una empresa estatal eficiente a ese punto. La diferencia esta en quien se queda con los beneficios, en este caso son fulanos… si hubiera sido el Estado…

    la propuesta del IGSS: pues si pasara como con la telefonía genial no! pero no la concibo
    * resulta que hay muchas mas barreras no aracelarias (me refiero a capital= plata y conocimiento) para una empresa de salud, seguro…que para una telefónica.
    * la seguridad social sigue como bien lo pusiste en mi blog, sigue siendo una responsabilidad básica del estado,
    * por que no pensar que si el estado puede ser eficiente…de hecho el estado es la empresa mas eficiente que hay (si se manejara como uan empresa: obtener el maximo beneficio económico para redistribuirlo a los socios nosotros) por las economías de escala.

    estoy totalmente de acuerdo en que el estado hasta ahora no es eficiente y además no ha sido buen redistribuidor… pero eso no quiere decir que nunca lo vaya a poder ser.. suena utopico. pero me es mucho mas grato tratar de encontrale la solucion a resolver con pequeños parches como la privatizacion

    Reply

  4. Hola Lucky, gracias por visitar y ojalá se armen interesantes discusiones con vos.

    Creo que en Latinoamérica pensamos al revés. En Guatemala tenemos uno de los servicios más baratos de telefonía móvil que hay, regalan los teléfonos, hay días de doble y hasta triple saldo. 75% de la población tiene celular. ¿Qué importa quien tenga las ganancias del servicio? La ganancia mayor la tenemos todos que tenemos un buen servicio y barato.

    Sinceramente creo que una de las mayores causas de la pobreza en nuestra querida Latinoamérica ha sido pensar que el gobierno puede hacer empresas eficientes. Simplemente no es posible. En el gobierno no hay pujas para mejorar la calidad y bajar los precios, en la iniciativa privada sí. Si alguien el gobierno toma una mala desición no pasa nada, en la iniciativa privada las malas desiciones son castigadas rápido y duro (te despiden, quiebras, etc.)

    Es obligación del gobierno la seguridad (para eso le pagamos!). La seguridad social es otra historia. La obligación de la “seguridad social” recae en cada ciudadano. Los seguros sociales son un invento que nació en la Seguna Guerra mundial…antes no existían en casi ningún lado. Argentina pasó de ser uno de los países más ricos del mundo a ser uno pobre gracias a las políticas sociales de Perón. La ironía es esta: si el estado obliga la seguridad social, la seguridad social será un fracaso. En cambio si lo dejamos a cada uno, será un éxito. Yo quisiera que todos tuviésemos buenos hospitales y nuestra salud esté bien manejada, ese es mi sueño, pero hacerlo por la vida estatal hará que este sueño nunca se realice.

    Los países ricos tienen sistemas de seguro social. Sí, pero estos nacieron mucho después de haberse vuelto países ricos. Y cada vez más estos sistemas de seguro social comienzan a colapsar, porque simplemente no son sostenibles a largo plazo. En Europa especialmente, las jubilaciones son cada vez a menor edad, las nuevas generaciones son pequeñas y muchos países están llegando al peligroso punto en el que todo lo que los jóvenes pagan de seguro, se va para cubrir jubilaciones. En Francia, Alemania, Noruega y otros, se comienzan a sentir los problemas.

    Exacto! ¿Por qué no quitamos esa maraña de barreras no arancelarias que tanto daño nos hacen? Lo irónico es que vamos al revés (ya quieren sacar una nueva ley de seguros).

    Creo que la privatización no es un pequeño parche. En Guatemala hay 9 millones de teléfonos más que cuando el Estado tenía el monopolio de las telcos. ¿Por qué no probamos hacerlo con todo? Bien vemos que en otros países (los ricos casualmente) ha funcionado.

    Saludos, y espero que volvás.

    Reply

  5. Has mordido el anzuelo de los cuentos chinos guisho.

    Cierto que el Estado no fue en el siglo pasado el ejemplo de un administrador de empresas. ¿El problema?, el excesivo numero de paraestatales que en ocasiones solo funcionaron para tapar negocios turbios o desviar recursos.Esto le agrego toneladas de presión a la actividad estatal hasta hacerla insostenible.
    Acaba de suceder algo muy importante en el mundo guisho, hace unas semanas la crisis financiera estadounidense rompio la premisa del libre mercado con una catastrofe económica. Demostró que el mercado no se autoregula, que el papel de estado como simple observador en las economías nacionales era tan infame como el estado protector.

    Desde mi punto vista en ninguno de los dos extremos estña la solución. Me parece que una nación que atraviesa el proceso de descentralizacion económica debe evaluar qué empresas pueden serle útiles y cruciales y concentrar la atencion en hacerlas crecer. Sin duda, el proteccionismo moderado es el camino para nuestra america latina. Entrar al juego del libre mercado es como tratar de correr sin saber caminar y generalmente quien lo intenta termina tropezandose

    Reply

  6. Ante todo, es una falacia al mercado por la crisis que está sufriendo USA. Hay que estudiar un poco y ver las razones que han llevado a esta crisis. No falta buscar mucho para darse cuenta de las terribles distorciones al mercado, sobre todo en los créditos, que se dieron a consecuencia de que el Estado metió las garras en asuntos que no le corresponden.

    Dices que la solución es un proteccionismo moderado. Por favor!!!!! Eso es lo que hemos tenido en los últimos 50, 100 años!!! Guatemala Liberal, o neo liberal (como algunos gustan llamar)????? Cuándo?????? De hecho hemos sido siempre proteccionistas y nunca liberales….ni un poquito. Esto no es cuestión de opiniones, si no de hechos, de historia.

    Gracias por el comentario.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *