Internet, propiedad privada y estado

Internet representa una de las revoluciones más grandes que nuestra raza ha tenido. Las espectaculares tazas de crecimiento del uso de Internet son significativamente más grandes que las que en su tiempo tuvieron los radios de transistores, la televisión, el teléfono o el cable.

En sus menos de dos décadas de vida comercial Internet nos ha hecho ver el mundo de una manera diferente. En menos de veinte años ahora tenemos correo electrónico gratis, chat gratis, blogs gratis, sistemas operativos gratis, llamadas gratis, enciclopedia gratis, estado del tiempo gratis, búsquedas gratis, información gratis, programas gratis, y un gran etcétera más.

Internet se basa en unas reglas sencillas, claras y que todo mundo sigue. Desde el mundo técnico (TCP/IP) hasta el mundo legal y económico (ICANN). En muchos casos el concepto de jurisprudencia ha tenido que ser evaluado y el concepto de Estado protector y regulador en este nuevo mundo es prácticamente obsoleto. Las fronteras se han vuelto más tenues en esta nueva era.

La propiedad privada ha jugado un papel muy importante en este nuevo mundo. El respeto casi total a ésta ha permitido este asombroso desarrollo del mundo en línea. En Internet no hay un estado que regule lo que se publica o lo que se hace (salvo excepciones lamentables como en el caso de Kareem o China), no hay un estado que diga qué y cómo se deben hacer las cosas.

Nunca hizo falta un Estado benefactor al que se le ocurriera legislar algo como “todos deberíamos tener el derecho a correo electrónico gratis, y vamos a crear una nueva oficina estatal para asegurarlo”, o “las búsquedas deberían ser permitidas a todos los ciudadanos y el estado se creará una comisión para crear un sistema de búsquedas”. No! La iniciativa privada se ha encargado de ello. La competencia es tan grande que los precios para nosotros los usuarios ha bajado a prácticamente a cero. La competencia ha llevado a las nuevas empresas a ser creativas y buscar mecanismos de ganancias que reduzcan increíblemente los costos.

Nadie tilda a los dueños de Googleo Yahoo! de “globalizadores”, “imperialistas”, “transnacionales malvadas”. Nadie alega que estas personas estén nadando en dinero: es el premio que han tenido por darnos tantos servicios de calidad y de manera gratuita.

La casi imposibilidad de monopolios artificiales ha hecho florecer la creatividad e iniciativa de las compañías para buscar manera de proveer más y mejores servicios. El que se duerme se queda atrás. Los gobiernos han tratado de meter sus garras, pero en este nuevo esquema sus antiguos sistemas no funcionan. Tal vez la manera con la que están intentando entrar es a través de “proteger” la mal llamada “propiedad intelectual”. Es una preocupación como a través de la “guerra contra la piratería” están tratando de regular la vida en línea. Esperemos que no puedan llegar a tomar un control más grande, porque esto detendría el florecimiento de Internet.

En internet hay peligros: hay SPAM, virus, correo no deseado, phishing, y un sin fin de cosas más. Poco a poco la misma iniciativa privada han combatido estos peligros, y de nuevo, en muchos casos bajando los costos a cero. Casi todas las empresas que dan servicio de correo proveen filtros, anti viruses, etc. De nuevo, NO ha hecho falta que el Estado meta sus garras para solucionar los problemas.

Finalmente, el éxito de Internet tiene mucho que ver con las ganancias que en él se pueden tener. Ganancias desde monetarias hasta de opinión. Muchos han visto las oportunidades que hay y las han aprovechado. Muchos han arriesgado y han perdido. La posibilidad de un libre mercado en línea, un mercado sin privilegios, ha resultado en ganancias para todos. Google o cualquier otro buscador no ofrecen sus servicios por “solidaridad” con la humanidad, ellos buscan ganancias, y las han obtenido dándonos buenos servicios, y al final de los cantares todos salimos ganando. Las grandes empresas en línea no han robado a los pobres para hacerse ricos, han creado más riqueza.

Y si en el mundo en línea funciona tan bien, es tan obvio, ¿por qué no lo intentamos en los otros ramos de la industria?

3 thoughts on “Internet, propiedad privada y estado

  1. Muy interesante el post. Cierto, el internet ha cambiado muchísimo el mundo en que vivimos, y que bueno. Pareciera que el mundo se ha vuelto mas chiquito, ahora podemos expresar nuestras ideas, podemos leer de las ideas de otros, y comunicarnos aún estando a enorme distancia sin costo alguno.
    Ojalá que algun dia fuera factible lo mismo con “hologramas” jajaja. A ver si todavia vivo para cuando eso suceda.

    Reply

  2. Paco, me tardé mi rato para contestar, pero no había tenido acceso a la red desde hace algún tiempecito.

    Al paso que vamos, creo que si nos tocará ver eso de los hologramas. Tal vez incluso cosas que no imaginamos exactamente ahora. Mirá el ejemplo de los celulares….hace diez años nadie pensó que iban a tener el éxito que ahora vemos que tienen.

    La información es poder, y el hecho de tener la capacidad de compartirla a costos bájisimos, nos ayuda a todos. Ojalá no se metan los gobiernos a meter sus manotas e impedirnos o regularnos esta nueva manera de comunicación.

    Saludos,

    Luis

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *