Las paradojas de lo sencillo y lo complejo

A veces es más complicado de lo que parece, y a veces parece más complicado de lo que es.
Las paradojas de lo sencillo y lo complejo, que me hacen entender la vida confundiéndome,
que con una claridad irónica me enseñan lo que no puede comprenderse,
me muestran los rincones a los que no llega la luz,
me hacen escuchar los silencios del vacío,
silencios que gritan materia, que gritan vísceras, que gritan corazón.
Brillantes escondites, oscuras claridades, ciudades campestres y campos urbanos.
Las paradojas sencillas del tiempo, del tiempo eterno, del tiempo corto, del hoy.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *