Piensa en mejora no en perfección

 

La mayoría de cosas importantes en la vida son procesos, no hechos específicos. Normalmente cometemos el error en pensar que son hechos y no procesos, y esta pequeña diferencia tiene un gran efecto en nuestra propia escala global. Alguien no se "vuelve" honesto (o inteligente, o experto, o de alto rendimiento, o feliz) de un momento a otro. Para llegar a ser cualquier cosa hay que "convertirse", transformarse. Me gusta mucho el vocablo inglés "to become" porque muestra con mucha precisión el concepto. 

Todos queremos en algún momento ser perfectos -o casi perfectos- en algo: en nuestra profesión, en nuestro hobbie, como amigos, como familiares, como lo que sea. Y buscamos esa perfección. Sin embargo esa búsqueda puede muchas veces verse truncada si nos intentamos aproximar a esa perfección de una manera adecuada. En la mayoría de situaciones esa "perfección" es en sí misma muy difícil, sino imposible de definir. Además, cuando pensamos en ella, nos da la impresión de estar actualmente muy lejanos de esa perfección, nos da la impresión de tener una gran grieta que es muy difícil de atravesar. Por eso es mejor pensar en mejora contínua en vez de perfección. Y de nuevo se introduce una paradoja: a través de mejorar poco a poco, nos vamos acercando más rápido a esa perfección.

 

Leer más Piensa en mejora no en perfección