Alux Nahual vuelve….y de que manera.

Alux de vuelta….

    Con motivo de ayudar con los estragos causados por Stan, Alux decidió realizar una gira “Reunidos por Guate”. El primer concierto de dicha gira tuvo lugar el pasado noviembre en Antigua Guatemala. Casualmente el concierto coincidió con la presentación de “Aida”, por lo que no tuve el privilegio de asistir. La gira se despide con dos conciertos en Ciudad de Guatemala, uno en el Teatro Nacional y otro en Tikal Futura.
    Ahora si no me la pierdo, tengo que ir al del Teatro. Debo decir que salí muy contento del concierto. Tuvo un poco de todo, y esa magia que tiene Alux se hizo presente. Mucho que decir del concierto. El incio con un cuarteto de violines y cello interpretando “Duende”, que luego termina Alux con sus acostumbrados instrumentos.     Un poco de flauta, de cello, de saxo, de guitarra, de bajo, de batería…incluso Lenin nos ofreció un poco de “Tinaja”, al interpretar algunas percusiones con una tinaja de barro, que he de decir, se escuchaba bien.
    El público, todos fieles Aluxes, todos cantaron y vivieron cada una de las canciones. Todos brincaron y cantaron las grandes, pero también todos mantuvieron algunos silencios en las canciones más tranquilas, dejando incluso que la voz de Ranferí se escuchara sin acompañamiento cuando terminaba de cantar “Sola”.
    Hombres de maíz, Aquí está tu tierra, Vuelve, Alto al fuego, Del suelo se suele aprender, El trovador de la noche, La fábula del grillo y el mar…. Álvaro Aguilar prometió pasar por todo el catálogo de Alux y lo cumplió. Nada que decir de un concierto repleto de magia, en un lugar místico como el Teatro Nacional, y claro, la buena compañía que siempre es un ingrediente especial para este tipo de eventos.

Acatenango, sin palabras…



Bien dicen que son muchos los llamados pero pocos los escogidos. Luego de un par de semanas buscando quién se apuntara para escalar el Acatenango, escuchado algunos sí y algunos no, finalmente quedamos dos. Con muchas ganas pero dos. Por suerte el plan B de Nicole estuvo ahí y nos fuimos con la gente de Big Mountain, cosa que paró siendo una muy buena idea.
Leer más Acatenango, sin palabras…