Atardecer en XumaK

Ver desde mi oficina este espectáculo me hace recordar con frecuencia lo pequeño que soy, pero lo mucho que vale mi trabajo. Nos recuerda nuestro papel en la obra más grande, en la que no se acaba. Nuestras fronteras en tiempo y espacio son limitadas -por decir lo menos-, pero son necesarias.

Leave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.