Las cosas que compras

 

En un mundo donde se nos ha enseñado que todo se puede comprar, recordemos que:

Las cosas que compras no te harán más inteligente. 

Las cosas que compras no te harán exitoso. 

Las cosas que compras no te harán más atractivo. 

Las cosas que compras no te harán más popular. 

Las cosas que compras no te harán más feliz. 

 

Pero si quieres ser más inteligente, más exitoso, mas atractivo/a, más popular, más feliz, hay algo que te puede ayudar a conseguirlo. Pero ese algo no lo encontrarás en las tiendas, no lo encontrarás por internet, no lo podrás comprar a un amigo. Ese algo que te puede ayudar a conseguirlo sos vos!

 

Por eso si quieres ser más inteligente, ve a la biblioteca, a la librería, y busca esos libros sobre las cosas que quieres aprender. Busca ejercicios para tu cerebro, mira como tratarlo bien, como darle la dieta que más le gusta, como ejercitarlo todos los días. Pero ten cuidado de ser de los que conocen que hacer pero no lo hacen. No es lo mismo saber tocar guitarra que tocar guitarra. Con tu inteligencia es igual, no es tanto de saber cómo funciona, sino de ejercitarla. 

 

Si quieres ser más exitoso, atrévete a tomar el camino del éxito. Es un camino tenebroso muchas veces. Atrévete a pedir el aumento que deseas, ponte metas para tu carrera, atrévete a cambiar si no estas en el lugar que quieres haciendo lo que te gusta. Por más libro que compres, ningún libro te llevará al éxito. Te podrá dar algunos puntos interesantes, te podrá ampliar perspectivas, pero al final depende de vos tomar ese camino o no. 

 

Si quieres ser más popular, atrévete a hablar con las personas. Quita el miedo interno de sentirte como un tonto. Como todo lo demás, las relaciones inter personales requieren de práctica. Mientras más practiques más ameno serás. Los libros, cursos, talleres o lo que sea que compres te podrán dar alguna ayuda, pero no te comprarán esa popularidad. 

 

Si quieres ser más feliz, esfuerzate en serlo. Aprende que las cosas se mejoran poco a poco, no en grandes brincos. Busca la grandeza de las cosas pequeñas todos los días, vive de acuerdo a lo que piensas, intenta ser hoy un poco mejor que ayer. La felicidad la tienes que construir, no llegara por arte de magia, no la esperes: constrúyela. Como dice Sabina, que no te duerman con cuentos de hadas, creyendo que hay caminos fáciles para ser feliz. 

 

Basado en este link.

 

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *