Plataformas

En las últimas semanas este ha sido uno de los temas que más ha llamado mi atención. Me he puesto a aprender un poco del tema, y les comparto una mezcolanza de las ideas que van surgiendo.

¿Qué es una plataforma?

Las plataformas siempre han existido, pero la tecnología las ha potenciado. Desde que hay mercados, hay una plataforma (el mercado) que permite y facilita negocios. Desde que hay internet las plataformas han iniciado su dominio total. Desde que hay tecnologías móviles conectadas, las plataformas se han vuelto esenciales. El día a día usual de una persona pasa ya mucho a través de plataformas: para moverse, para comunicarse, para hacer negocios, para comer, utilizamos plataformas.

Todos hemos escuchado, más de alguna vez sobre plataformas. Una nueva plataforma de negocios, una nueva plataforma de software, una nueva plataforma de video, una nueva plataforma social, etc. Aunque todas estas connotaciones pueden ser acertadas, el término se ha vuelto bastante fluido, de modo que para los efectos de esta serie tomaré prestada la definición de plataforma de Sangeet Paul:

Una plataforma es un modelo de negocio que permite la interacción entre productores y consumidores de valor. Consigue su meta a través de dos mecanismos: el primero, es que la plataforma provee una infraestructura plug and play que potencializa la participación abierta de un ecosistema externo de productores y consumidores. Y segundo, define las reglas de gobernanza entre las interacción.

Durante los siguientes artículos iremos destilando más esta definición. Pero, por ahora, la idea importante es esta: una plataforma es un modelo de negocio, un modelo que une consumidores y proveedores, facilita el traslado de valor, usualmente a través de la tecnología. .

¿Algunos ejemplos de plataforma?

Las plataformas, hoy en día, están por todos lados. Internet y los dispositivos móviles han abierto las puertas a plataformas que antes no podían existir porque no había tecnología que las soportara, por ejemplo, Uber. Uber es una plataforma que conecta conductores con usuarios, y lo hace a través de las capacidades de interconexión y geoloacalización que poseen los móviles modernos.

El teléfono es otro ejemplo de plataforma, que une a personas que llaman y que reciben llamadas. Las tarjetas de crédito, unen consumidores con establecimientos. Facebook, une personas con personas. Los portales de bienes inmuebles unen compradores con vendedores. Los sitios de citas unen parejas. Un supermercado une compradores con productores. El iPhone o Andriod, unen programadores con usuarios de apps. Todas ellas, al unir los unos con los otros genera valor, y se queda con una pequeña (a veces no tanto) tajada.

Plataformas hay muchas, y continuarán a existir más. Muchos productos se han ido convirtiendo en plataformas gracias a las tecnologías de la información. Blockchain, y tecnologías similares, agregaran posibilidades  a la ecuación.

Leave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *