Contemplar lo contemplable

Asombrarse por estos llamados que están ahí, detenidos, soberanos y tranquilos. Ver a los Andes calmados calma. Aquí se detiene el tiempo, se me olvida que voy en a 800km/h, que hay pendientes por hacer, que hay urgencias. Aquí está la calma y la vida.

Leave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.