It is about Self-Discipline

It is about self discipline.
It is about deciding what’s important first.
It is about deciding what is not worth doing.
It is about understanding that time (and resources) are finite.
It is about commitment.
It is about happy life.
It is about finding meaning in life.
It is about perception.
It is about being practical.
It is about self-control.
It is about self-discipline.
It is about controlling what controls emotions.
It is about acceptance.
It is about embracing reality.
It is about understanding that change is part of reality.
It is about handling expectations.
It is about temperance.
It is about short term vs long term.
It is about resilience.
It is about standing up again.
It is about patience.
It is about habit.
It is about controlling thoughts.
It is about being present.
It is about awareness.
It is about progression and growth.
It is about being adaptable, to evolve.
It is about managing fear.
It is about

It is about God.

Luis H. Fernandez

Mi primer post en el aire

Ahora estoy a 33,000 pies de altura, y es la primera vez
que me puedo conectar desde un avión al Internet. Es una velocidad
muy lenta, pero no deja de sorprenderme la capacidad que tenemos
ahora de estar conectados en prácticamente cualquier lugar y en
cualquier momento.

Uno de mis encuentros con Filosofía

-Señora, ¿le cuento un secreto?
-¿Y qué secreto es secreto cuando se cuenta a una desconocida?
-Tiene usted razón, pero sígame la corriente.
-No sé por qué, pero bueno, cuénteme su secreto.
-A veces me aburro de pensar.
-¿Es ese su secreto?
-¡Claro!
-Pensé que sería un secreto más difícil.
-¿Más difícil que ese?
-Sí, me imaginé algo más profundo, o algo más personal.
-¿Más profundo?¿Más personal? No puedo contarle algo más profundo ni algo más personal.
-Bueno, ahora que su secreto es menos secreto, ¿cómo se siente?
-¿La verdad? Igual.
-Vaya, usted me sorprende: me cuenta secretos que no son secretos, y al contarlos se siente igual. ¿Por qué me lo cuenta?
-Porque necesitaba decírselo a alguien. Es un dilema que quiero a veces compartir.
-Y cuénteme, ¿por qué a veces se aburre de pensar?
-!Señora! Porque es difícil pensar, es cansado, es complicado.
-¿Y cuándo se aburrió de pensar?
-No, nunca me aburro de pensar, sólo a veces se me hace muy tedioso.
Entonces, no se aburre de pensar, sólo se cansa de pensar.
-No, no, a veces me aburro de pensar.
-Ok, y ¿cuándo se aburre de pensar?
-Cuando es lo único que hago.
-Pero pensar es bueno.
-No cuando es lo único que hago. Pienso en la mañana, en el día, en la noche, en mi escritorio, en mi cama, en el camino al trabajo, cuando hablo con las personas. Ahora que hablo con usted no puedo dejar de pensar.
-Sigo sin entender el secreto. ¿Le parece malo pensar?
-¡Bajo ninguna circunstancia! Lo que sucede es que a veces me aburro simplemente de pensar y pensar…
-Amigo, ¿y qué alternativa tiene?
-Pues, no pensar.
-¿Y quisiera dejar de pensar?
-¡No! El día que quiera dejar de pensar comenzaré a morir. No quiero nunca dejar de pensar. Pero a veces me aburro de pensar.
-Entonces, me cuenta que su secreto es que está aburrido de pensar, y por otro lado nunca quiere dejar de pensar. –¿Entonces que quiere?
-Es difícil explicar, y tal vez usted me pueda ayudar. A veces veo tanta gente que me parece que no piensa, que vive más que pensar, que omite la carga de pensar…
-Perdón que le interrumpa, ¿entonces considera el pensar cómo una carga?
-La verdad, a veces sí.
-!Entonces no lo haga!
-No, usted no me entiende. Pensar es una carga bendita, es algo precioso, es algo que nunca quiero dejar de hacer. Es como comer: comer es algo tan agradable, tan satisfactorio, tan rico…pero a veces uno se aburre de comer. ¿Qué hace cuando se aburre de comer? Deja de comer, o come algo diferente. Con la mente es parecido. A veces se aburre de pensar, a veces quiere pensar algo diferente. Pero a diferencia de la comida, los pensamientos a veces no se eligen, sino que de alguna manera los pensamientos lo eligen a uno…
-Y entonces, ¿puede ser que esté empachado de pensar?
-¡No, no, no! Incluso puedo decirle que a veces deseo tener más y más tiempo para pensar. Hay tantas cosas para pensar, y tan poco tiempo para hacerlo…
-¿Y si elige a alguien que piense por usted?
-Es cómo que le diga que usted elija a alguien que coma por usted, que ame por usted, que viva por usted.
-Bueno, yo a veces tal vez lo haría.
-¿En serio?
-Sí, en serio. A veces quisiera que alguien comiera, amara y viviera por mí, porque a veces yo me canso de vivir.
-¿Y cómo es eso?
-Difícil de explicar. Es que a veces me canso de vivir.
-Me cuesta entenderlo…
-Vivir es bello, pero es complicado, muy complicado. Vivir es buscar motivos, es amar personas, es comprender misterios. Es una contínua batalla…como pensar.
-¡Ahora sí me dejó pensando!
-Jajaja, me causa gracia usted. ¿Sabe qué? Hagamos un trato.
-Depende, ¿cuál es el trato?
-Yo vivo menos y pienso más, y usted vive más y piensa menos.
-¡Hecho! Señora, y ¿cuál es su nombre?
-Filosofía.
-Luis, ¡mucho gusto!

Bienvenidos

Bienvenidos a Liderazgo Personal, un espacio donde compartimos las perlas de sabiduría coleccionadas en libros, experiencias, revistas, comentarios, conversaciones, televisión y cualquier otra fuente de la que se pueda rescatar pequeños conocimientos que invitan a una mejora de la persona.

En este espacio se hablan de muchos temas relacionados a la mejora personal. Todos los temas nos hacen lógica, con orígenes lo más científico posibles. Pero no somos profesionales: procuramos que nuestras fuentes lo sean. Por tanto muchas veces parafraseamos lo que otros han dicho. No intentamos ser originales, ello se lo dejamos a psicólogos y filósofos profesionales. Lo que deseamos es recopilar esas ideas -palabra poderosa- que deseamos compartir con vos, estimado lector, con el fin de que mejores, que te des cuenta que puedes mejorar, y que te des cuenta que hay maneras de mejorar.

La fuente más profunda de sabiduría son las experiencias humanas. Por ello te invitamos a que compartas con nosotros en este espacio, porque tus experiencias son tan valiosas como las nuestras, y compartiendo enriquecemos nuestras “conversación”. Por ello te pedimos que en lo que puedas colabores.

Los libros que me quedan por leer

Uno de los requerimientos para una buena vida es la lectura. Para el latino en general, tanto de América como de Europa, la lectura está reservada para aquellos que tienen poco que hacer. Desconozco las estadísticas en cuanto a libros leídos anualmente en cada región, pero estoy seguro de que hay una gran diferencia en el promedio de los países latinos y de los países sajones. Tenemos que leer más. El leer nos pone en contacto con las mejores mentes de la humanidad. Y no sólo eso, nos pone en contacto hablando en primera persona. Es una lástima que la comunicación sea de una vía, pero no deja de ser mágica.

Cuando entro a una librería me siento abrumado. Miro títulos, y títulos de libros que quisiera leer. Hace tiempo tomé la decisión de que cada vez que voy a comprar un nuevo libro hago una pequeña investigación antes, especialmente con lo fácil que es hacerlo ahora por Internet. ¿Por qué? Para saber que leer y saber que NO leer. Un mal libro es un real desperdicio, especialmente porque tenemos una cuota muy pequeña de libros por leer.

Si una librería pequeña tiene unos 50,000 títulos, ¿cómo escogemos? Imaginemos que tengo 50 años más de vida (aunque con el mundo de hoy esto no es ni garantía ni promesa), y que soy un lector ávido que lee un libro anual. Esto es 52 libros al año. Pero para redondear dejémoslo en 50 libros anuales, que sigue siendo una meta alta, y hasta cierto punto poco realista. Ahora, 50 años leyendo 50 libros, quiere decir que tengo por leer 2,500 libros en mi vida….si leo MUCHO. Entonces, si de algo estoy seguro es que debo escoger bien esos 2,500 libros pendientes. Quisiera tener un poco más de tiempo. Por qué, cuántos buenos libros existen? Cuántos buenos libros se escriben cada año? Y sin quererlo, cuántos libros malos leeré? Hay que tener mucho cuidado al elegir la siguiente lectura, porque es un desperdicio lamentable no hacerlo y dejar de leer buenas cosas a costa de malas. El costo de oportunidad es demasiado grande.

Bienvenidos

Abro este espacio para lograr un poco de discusión y para exponer mis ideas sobre el desarrollo de software. Si estás leyendo estas letras es porque te gusta programar, porque de otra manera no te interesa mucho lo que diré.

Creo que el desarrollo de software sufre un estancamiento severo. Hemos desarrollado nuevas e interesantes técnicas, modelos de manejo de datos, metodologías de desarrollo, y un sin fin de formas para hacer las cosas. La nuestra es una tarea altamente intelectual y hemos estado viendo como hacernos la vida más sencilla.

Sin embargo los tiempos y costos de desarrollo permanecen iguales, sino es que han crecido más. El estallido de GUIs con mucho entorno gráfico han añadido dificultad a nuestra tarea. El desarrollo en web se ha tornado altamente dominante, y los usuarios esperan webs bonitas, pero a nosotros, por lo general, no nos gusta hacer cosas bonitas, nos gusta hacer cosas que funcionen. Han aparecido los diseñadores gráficos, cosa que no es mala en sí, pero no han aparecido formas de lograr una simbiosis entre programadores y diseñadores gráficos.

Todos aprendemos nuevas tecnologías y frameworks constantemente. Aparecen, y queremos usarlos. Algunas de estas ideas fructifican y se convierten en estándares de facto. Muchas otras crean un gran alboroto pero terminan quedando en lo que algunos llaman shelfware, es decir en la librera guardados y considerados como ideas interesantes pero que no aplican.

Finalmente, creo que el software es una gran oportunidad de desarrollo para Latinoamérica. La inversión en software es relativamente pequeña: una computadora y alguien que sepa usarla. No se precisan de multimilonarias fábricas ni materias primas. Necesitamos personas educadas que sepan manejar y crear y software. Siempre me he preguntado: ¿por qué de los miles de frameworks que aparecen, hay tan pocos latinoamericanos? Y cuando de casualidad me encuentro con uno de origen latinoamericano, generalmente es brasileño. Este blog tambien quiero que sea una invitación, que lance una espinita, para que desarrolladores hispanos nos pongamos las pilas y creemos. Tenemos la capacidad, aunque nos hemos dormido.

Así que bienvenidos, ojalá aparezca pronto la crítica y las ideas. El nuestro es un mundo precioso, así que démosle un toque con ñ.