O meu primer artigo em Portugués

Em nossas vidas temos muitas primeiras vezes. De tudo. E temos também muitas últimas vezes. De tudo. Temos a primeira vez que comemos, a primeira vez que bebemos cerveja, a primeira que vez dissemos uma palavra, a primeira vez que damos um beijo, a primeira vez que lemos um livro. Temos o primeiro dia de escola, o primeiro dia numa casa nova. Enfim, muitos primeiros. Às vezes são relevantes, às vezes não. Por exemplo, ninguém recorda a primeira vez que subiu umas escadas, ou a primeira vez que comprou um doce. Tampouco costumamos recordar quando foi a primeira vez que acendemos a TV.

Read more O meu primer artigo em Portugués

It is about Self-Discipline

It is about self discipline.
It is about deciding what’s important first.
It is about deciding what is not worth doing.
It is about understanding that time (and resources) are finite.
It is about commitment.
It is about happy life.
It is about finding meaning in life.
It is about perception.
It is about being practical.
It is about self-control.
It is about self-discipline.
It is about controlling what controls emotions.
It is about acceptance.
It is about embracing reality.
It is about understanding that change is part of reality.
It is about handling expectations.
It is about temperance.
It is about short term vs long term.
It is about resilience.
It is about standing up again.
It is about patience.
It is about habit.
It is about controlling thoughts.
It is about being present.
It is about awareness.
It is about progression and growth.
It is about being adaptable, to evolve.
It is about managing fear.
It is about

It is about God.

Luis H. Fernandez

A escribir…aquí!

Desde hace varios días estaba con las ganas de comenzar a escribir de nuevo. Como es usual, mi primer impulso fue el de crear un nuevo dominio y comenzar a escribir ahí sobre temas específicos. Luego, me puse un poco a pensar sobre los objetivos de mis artículos, y más que crear tráfico, o similar, mi intención es agregar valor. De modo que, me esforzaré en ser consistente y escribiré en este espacio.

Tengo muchos temas pendientes que quiero tratar, y sobre todo muchas experiencias que quiero compartir de mi día a día, de como intento hacer mi vida más fácil, y con más significado. Leí en The Obstacle Is The Way una frase que se me quedó pegada, que va algo así: “al final de cuentas, no estamos todos haciendo lo mejor que podemos para estar contentos con nosotros mismos?”.

 

Mi primer post en el aire

Ahora estoy a 33,000 pies de altura, y es la primera vez
que me puedo conectar desde un avión al Internet. Es una velocidad
muy lenta, pero no deja de sorprenderme la capacidad que tenemos
ahora de estar conectados en prácticamente cualquier lugar y en
cualquier momento.

Uno de mis encuentros con Filosofía

-Señora, ¿le cuento un secreto?
-¿Y qué secreto es secreto cuando se cuenta a una desconocida?
-Tiene usted razón, pero sígame la corriente.
-No sé por qué, pero bueno, cuénteme su secreto.
-A veces me aburro de pensar.
-¿Es ese su secreto?
-¡Claro!
-Pensé que sería un secreto más difícil.
-¿Más difícil que ese?
-Sí, me imaginé algo más profundo, o algo más personal.
-¿Más profundo?¿Más personal? No puedo contarle algo más profundo ni algo más personal.
-Bueno, ahora que su secreto es menos secreto, ¿cómo se siente?
-¿La verdad? Igual.
-Vaya, usted me sorprende: me cuenta secretos que no son secretos, y al contarlos se siente igual. ¿Por qué me lo cuenta?
-Porque necesitaba decírselo a alguien. Es un dilema que quiero a veces compartir.
-Y cuénteme, ¿por qué a veces se aburre de pensar?
-!Señora! Porque es difícil pensar, es cansado, es complicado.
-¿Y cuándo se aburrió de pensar?
-No, nunca me aburro de pensar, sólo a veces se me hace muy tedioso.
Entonces, no se aburre de pensar, sólo se cansa de pensar.
-No, no, a veces me aburro de pensar.
-Ok, y ¿cuándo se aburre de pensar?
-Cuando es lo único que hago.
-Pero pensar es bueno.
-No cuando es lo único que hago. Pienso en la mañana, en el día, en la noche, en mi escritorio, en mi cama, en el camino al trabajo, cuando hablo con las personas. Ahora que hablo con usted no puedo dejar de pensar.
-Sigo sin entender el secreto. ¿Le parece malo pensar?
-¡Bajo ninguna circunstancia! Lo que sucede es que a veces me aburro simplemente de pensar y pensar…
-Amigo, ¿y qué alternativa tiene?
-Pues, no pensar.
-¿Y quisiera dejar de pensar?
-¡No! El día que quiera dejar de pensar comenzaré a morir. No quiero nunca dejar de pensar. Pero a veces me aburro de pensar.
-Entonces, me cuenta que su secreto es que está aburrido de pensar, y por otro lado nunca quiere dejar de pensar. –¿Entonces que quiere?
-Es difícil explicar, y tal vez usted me pueda ayudar. A veces veo tanta gente que me parece que no piensa, que vive más que pensar, que omite la carga de pensar…
-Perdón que le interrumpa, ¿entonces considera el pensar cómo una carga?
-La verdad, a veces sí.
-!Entonces no lo haga!
-No, usted no me entiende. Pensar es una carga bendita, es algo precioso, es algo que nunca quiero dejar de hacer. Es como comer: comer es algo tan agradable, tan satisfactorio, tan rico…pero a veces uno se aburre de comer. ¿Qué hace cuando se aburre de comer? Deja de comer, o come algo diferente. Con la mente es parecido. A veces se aburre de pensar, a veces quiere pensar algo diferente. Pero a diferencia de la comida, los pensamientos a veces no se eligen, sino que de alguna manera los pensamientos lo eligen a uno…
-Y entonces, ¿puede ser que esté empachado de pensar?
-¡No, no, no! Incluso puedo decirle que a veces deseo tener más y más tiempo para pensar. Hay tantas cosas para pensar, y tan poco tiempo para hacerlo…
-¿Y si elige a alguien que piense por usted?
-Es cómo que le diga que usted elija a alguien que coma por usted, que ame por usted, que viva por usted.
-Bueno, yo a veces tal vez lo haría.
-¿En serio?
-Sí, en serio. A veces quisiera que alguien comiera, amara y viviera por mí, porque a veces yo me canso de vivir.
-¿Y cómo es eso?
-Difícil de explicar. Es que a veces me canso de vivir.
-Me cuesta entenderlo…
-Vivir es bello, pero es complicado, muy complicado. Vivir es buscar motivos, es amar personas, es comprender misterios. Es una contínua batalla…como pensar.
-¡Ahora sí me dejó pensando!
-Jajaja, me causa gracia usted. ¿Sabe qué? Hagamos un trato.
-Depende, ¿cuál es el trato?
-Yo vivo menos y pienso más, y usted vive más y piensa menos.
-¡Hecho! Señora, y ¿cuál es su nombre?
-Filosofía.
-Luis, ¡mucho gusto!

Las paradojas de lo sencillo y lo complejo

A veces es más complicado de lo que parece, y a veces parece más complicado de lo que es.
Las paradojas de lo sencillo y lo complejo, que me hacen entender la vida confundiéndome,
que con una claridad irónica me enseñan lo que no puede comprenderse,
me muestran los rincones a los que no llega la luz,
me hacen escuchar los silencios del vacío,
silencios que gritan materia, que gritan vísceras, que gritan corazón.
Brillantes escondites, oscuras claridades, ciudades campestres y campos urbanos.
Las paradojas sencillas del tiempo, del tiempo eterno, del tiempo corto, del hoy.